Expertos en ingeniería aeronáutica: le presentamos a Stephanie Harris, técnica de aeronaves

Expertos en ingeniería aeronáutica: le presentamos a Stephanie Harris, técnica de aeronaves

Stephanie Harris, establecida en la base RAF Valley, es técnica de aeronaves que trabaja en el programa de Formación Avanzada de Aviones a Reacción de la RAF (AJT), que tiene el propósito de formar a la próxima generación de pilotos de combate de primera clase del Reino Unido. Stephanie forma parte del equipo de ingeniería que trabaja las 24 horas del día para proporcionar un apoyo de ingeniería crucial a las aeronaves Hawk T2 y garantizar que siempre estén disponibles para las misiones.

Babcock (como subcontratista para BAE Systems) ha trabajado en el contrato Hawk AJT desde 2004. En este tiempo nuestro enfoque proactivo de la programación de mantenimiento de Hawk T2 ha reducido los tiempos de mantenimiento planificados y mejorado la disponibilidad de aeronaves. Contamos con un equipo de ingenieros de gran talento que trabajan en el marco del contrato y garantizan que la aeronave se mantenga en perfectas condiciones para sus difíciles misiones de vuelo.

Al explicar la relación entre su papel en el equipo de mantenimiento en profundidad y los demás equipos de ingeniería del contrato, Stephanie explica: “Nuestro equipo ‘Forward’ prepara las aeronaves para el vuelo, las entrega a la tripulación y esta se las devuelve tras el vuelo. A continuación, las aeronaves se preparan inmediatamente para ulteriores vuelos y se realiza su mantenimiento por la noche, de modo que el equipo efectúa cualquier tarea de rectificación, que completa para que la aeronave pueda volar al día siguiente.

“El equipo ‘Depth’ (profundidad), al que pertenezco, trabaja con rigor para prestar servicios de mantenimiento periódico que implican el desmontaje de paneles y componentes para permitir una inspección detallada de la aeronave; después, se identifica y rectifica cualquier fallo que detectemos en estas inspecciones. Una vez completada la operación, volvemos a instalar todos los componentes y realizamos pruebas posteriores para garantizar que todos los sistemas que hemos alterado e instalado funcionen correctamente”.

La experiencia acumulada y la experiencia de los ingenieros que trabajan en este contrato convierten a RAF Valley en un lugar perfecto para formar a los estudiantes en prácticas. La misma Stephanie comenzó originalmente con unas prácticas en Babcock en 2016, que recuerda como una experiencia práctica y una formación con un papel clave en su educación: “Realmente disfruté del programa de prácticas. Me gustó especialmente que la formación fuera sobre todo en el puesto de trabajo. Cada uno tiene su propia forma de aprender, pero yo aprendo mejor cuando hago las cosas por mí misma, intentando hacer cosas y efectuando tareas prácticas”.

Abordar la escasez nacional de ingenieros aeronáuticos es una de las prioridades de Babcock, con programas de aprendizaje como el que tenemos en RAF Valley, que tiene un papel clave en la formación de la próxima generación de talentos de la ingeniería. Babcock se compromete a ofrecer excelencia en la ingeniería, tanto ahora como en el futuro. Para obtener más información sobre nuestros programas de prácticas, pulse aquí.