Expertos en pilotar en misiones complejas: le presentamos al capitán Richard Warren

Expertos en pilotar en misiones complejas: le presentamos al capitán Richard Warren

Babcock ha optimizado la experiencia colectiva de nuestros pilotos del mar del Norte durante los últimos 40 años: hemos compartido conocimientos, invertido en la mejor formación y tomado el tiempo necesario para evaluar las misiones anteriores, de modo que podamos garantizar que nuestros pilotos cuenten con los equipos y la formación en prácticas adecuados para cada situación que puedan plantear las operaciones en el mar del Norte.

El capitán Richard Warren ha sido piloto con Babcock desde 2012, asegurándose de que los hombres y mujeres que trabajan en el mar, en las explotaciones de petróleo y gas (Oil & Gas) del Reino Unido, lleguen a sus destinos con seguridad y puntualidad. Richard y nuestros otros pilotos del mar del Norte garantizan que todos los pasajeros reciban información en persona antes de cada vuelo. Richard cree que esto ayuda a los pasajeros a saber que “nos tomamos extremadamente en serio lo que hacemos, en todos sus aspectos, con una planificación y preparación detallada antes de cada salida y la gestión de cada trayecto”.

El mar del Norte puede ser un lugar difícil para volar, sobre todo debido a las condiciones meteorológicas adversas e impredecibles. Nuestros pilotos reciben una amplia formación para garantizar que cuentan con las habilidades y el pensamiento estratégico necesarios para navegar por los distintos patrones de viento presentes en el mar del Norte; patrones que pueden cambiar en un instante y que requieren de reacciones serenas y hábiles.

Richard reconoce que nuestras operaciones en el mar del Norte no se limitan a pilotar las aeronaves: “Siempre soy consciente de que, como piloto, formo parte de un equipo de alto rendimiento. Confío en las habilidades y capacidades de todos los que trabajan conmigo, de la seguridad al personal de tierra, los ingenieros, los controladores de operaciones, entre muchos otros”. La integración de todas nuestras operaciones en base es fundamental para el éxito de Babcock; revisamos constantemente nuestros procesos para asegurarnos de que sean lo más sencillos y eficientes posible. Como Richard explica, “todos colaboramos para proporcionar un vuelo seguro y fiable para todos nuestros pasajeros, siempre”.